AVISO IMPORTANTE

ESTE BLOG YA NO ESTÁ ACTIVO.

El autor tiene un nuevo blog en

http://fairandfoul.wordpress.com

12/7/07

Buscando Justicia (y ya van cuatro...)

Mientras veo la forma de conseguir escribir aquí la crónica del viaje al Festival de Celta de Ortigueira, os dejo los restos cadavéricos y descompuestos de otra peli de S.S. (no Silvester Stalone, no Santiago Segura, sino Steven Seagal).
Elementos comunes: Seagal es un madero pseudo-místico (en este caso, sobre todo, amante de los animales) con un pasado turbio que se enfrenta a un criminal y debe darle de hostias; en este caso vive en un barrio de Nueva York (no recuerdo se era el Bronx o Brooklyn), en una zona controlada por la mafia italiana. Un amigo suyo de la infancia se ha convertido en delincuente malo malísimo, se ha vuelto loco de esnifar coca y se ha puesto a matar gente (incluído un madero compañero de Seagal); tanto la mafia italiana como nuestro héroe le persiguen para matarle, unos para preservar sus intereses y el otro para "buscar justicia".

He aquí la acostumbrada lista de momentos, frases y situaciones:
-Los malos se esconden en una especie de carnicería e intentan matarle atacándole con cuchillos; Seagal les pega la paliza de su vida destrozando manos, piernas, cuellos, espaldas y otras zonas del cuerpo que ni los anatomistas conocen.
-Buscando al malo, entra en el bareto que lleva su hermano y comienza a destrozarlo absolutamente todo; como los macarras del garito le dicen que no le pegan porque lleva la placa y la pistola, Seagal descarga el arma, se quita la placa y comienza a curtirles el lomo usando una bola de billar envuelta en un trapo. Después de romperle la mano al dueño dejando caer la portezuela de la barra (el tipo le iba a disparar), le dice: "Dile a tu hermano que le cortaré la cabeza y mearé en su garganta".
-Va a hablar con el padre del malo, y, a pesar de su relación casi de padre e hijo (como luego Seagal explica), le dice "Voy a matar a tu hijo, que lo sepas", y luego se larga.
-Detiene luego a la hermana del malo que es dueña de otro garito (un poco más decente) y prostituta; lo hace intentando presionarla para que le diga dónde se esconde el malvado de su hermano. En la celda hay sólo un detenido más: una mujer de unos 60 años con pinta de hippie (¿cuál será su delito?).
-Cuando los malos llegan a la casa de Seagal para matarle, él se carga a uno que va a entrar por la ventana usando la escopeta cargada que tiene sobre la nevera (!). Mata a los demás y luego encañona a otro al que tiene desarmado; el diálogo: "¿Vas a matar a un hombre desarmado?", "No, ¿sabes lo que voy a hacer?", y entonces le lanza por la ventana, y cruzando la escalera de incendios, al vacío.
-El poli amigo de Seagal que muere al principio de la peli, no sólo era corrupto sino que además se tiraba a la novia del malo (la novia también aparece muerta); Seagal va a hablar con la mujer de su compañero y, tras acusarla de haber delatado a su marido, como ella se echa a llorar, la consuela en plan "Ya pasó, ya... ya está... no pasa nada..." (joder con la psicología de nuestro héroe).
-Finalmente, Seagal pilla el paradero del malo, que está en un piso celebrando una fiestecilla; llega, se los carga a todos, tiene un mini-tiroteo con el malo, luego dialogan cuando Seagal va a disparar al malo con su propio arma: "No tengo balas", "Es una pena, esas balas te habrían ahorrado mucho dolor", "Me gusta el dolor". Se parten la cara un rato y Seagal mata al malo clavándole un sacacorchos en la cabeza; pide a sus amigos de la mafia que se deshagan del cadáver.

*CONTENIDOS ADICIONALES: La historia del perro.
Al principio de la peli, Seagal ve cómo un tipo arroja a un cachorro dentro de una bolsa de basura por la ventanilla de un coche; el coche lleva una pegatina característica: "Matadles a todos; que sea dios quien los elija". El perro servirá para hacer escenas de relleno y las escenas en las que aparece marcan pequeños descansos en el ritmo frenético de muerte y destrucción; así, en un momento dado, Seagal irá a comprar comida para perro y dirá "No quiero nada radioactivo, ya me entiendes".
Finalmente, tras toda la aventura, cuando Seagal está reconciliándose con su exmujer, encuentra de nuevo al tipo que abandonó al perro (le reconoce por la pegatina del coche); habla con él y le vacila, el hombre intenta pegarle, Seagal le da una paliza y, entonces, el perro mea encima del tipo, que está destrozado en el suelo. Mientras se marchan, Seagal le dice a su mujer "Fíjate en eso; ¿es un perro policía o no?".
Una pena que ni en el viaje de ida ni en el de vuelta pusieran una peli de acción para poder tener nuevas críticas (en uno pusieron una comedia romántica y en el otro no pusieron película); lo dicho, en breves la crónica del viaje.

3 comentarios:

Vio dijo...

psche, prefieres hacer una crónica de esta....esta...película(?) y no una crítica musical del viaje de vuelta?

la verdad es que el perrito se ha buscado un buen protector..

y a mi la canción de Walker Texas me gusta >_<

iNDigEstA dijo...

.
.
. . . Capítulo V :
[ Los consejos de una Oruga ]

He llegado a ti, pág. 148 de ESTA edición.

Saludos!!!



PD: Me gustaría que el perro tuviese más protagonismo.

Oruga Azul dijo...

Echo de menos las setiñas... (tanto las que ofrecían en Ortigueira como la que tenía en mis tiempos literarios :P).