AVISO IMPORTANTE

ESTE BLOG YA NO ESTÁ ACTIVO.

El autor tiene un nuevo blog en

http://fairandfoul.wordpress.com

23/2/07

Pisando Fuerte, el doble madero

Una vez más un servidor se arriesga a ver y comentar (o contar, porque sé que cuento las películas de principio a fin) una película de las que tienen el "Pésimo" en su denominación de origen; la escogida en esta ocasión es Pisando Fuerte (Walking Tall), protagonizada por The Rock (ese actor de etnia desconocida que ya salió en El Rey Escorpión).

La vi en su momento en el cine, así que esto no ha sido más que un sometimiento voluntario para ver la bazofia por la que, tristemente, ya pagué una vez.

Resulta que The Rock es un ex-militarote que vuelve a su pueblo dispuesto a dejar su vida de violencia y terror, y descubre que allí todo ha cambiado mucho: en vez de un aserradero, la fuente de ingresos del pueblo es un casino; donde había un almacén de maderas, han puesto un "perverso" sex shop; hay drogadictos por todas partes... Total, que el hombre vuelve a casa contentísimo, se reencuentra con los colegas y una de las primeras cosas que hace es echar un partido de fútbol americano con quien resulta ser el dueño del casino y el malo de la película (Dean McDonough); ahí ya se demuestra que el tío es chungo porque hacen juego sucio y por eso ganan, pero la cosa acaba bien y les invita al casino.

Y tenemos el magnífico casino; con chicas de cuerpo 10 (y que llevan fantásticas camisetas que jamás se mojan aunque se vea tres veces cómo ellas quedan bajo un chorro de agua), ruletas, black jack, tragaperras, a la amiga de The Rock -y después su chati- como bailarina de striptease y, por último, un croupier tramposo. The Rock le pilla, hay bronca, se dan de hostias y los encargados de seguridad le putean cosa fina.

Hay una bronca, un intento de denuncia (los maderos están compraos), un problema entre el sobrino de The Rock y una dosis de speed y entonces llega The Rock y decide que hay que darle caña al hijoputa del casino (la dronga la pasan los de seguridad). En principio el tío va a entrar en el casino con una escopeta, pero su papi le ha insistido mucho en que no lo haga (parece que por una mezcla de pacifismo y evitar líos); entonces The Rock coge una tabla de madera, entra en el casino y la monta.

La policía le detiene, y hay un juicio; The Rock da un discursito muy mono diciendo que él hizo lo que debía y que si es declarado inocente se presentará a las elecciones al cargo de Sheriff y limpiará la ciudad de drogas y to' lo malo; en su contra declaran unos cuantos diciendo que es muy violento, una máquina de matar y bla bla bla (todo muy cierto). Le declaran inocente y es elegido Sheriff.

A partir de ese momento The Rock parece Johnny 2x4, el personaje de la serie Ed, Edd y Eddy; el trozo de madera y él son inseparables. The Rock le hace la vida imposible al tipo del casino, y empieza a acabar con la red de narcotráfico del pueblo; a partir de este momento los medios se hacen cada vez más violentos y dudosos (aunque no ha pegado un sólo tiro).

Entonces las cosas se precipitan; el malo busca venganza dando caña a la familia de The Rock mientras él se está liando con la chica en la comisaría (ella ha dejado el striptease para dar ejemplo), que es destrozada a tiros por otro grupete de secuaces; así tenemos a The Rock, que se ha quedado sin palo, disparando con una escopeta mientras la chica pone cara de asustada y nos enseña lo buena que está en sujetador rojo y con unos vaqueros muy ceñidos. En el asalto que hacen los malos a la casa, el padre de The Rock acaba con su pacifismo y usa la escopeta; ya no cabe duda de que a los malos hay que llenarlos de plomo.

Tenemos una última pelea entre el malo (con un hacha) y The Rock (con un tronco que coge mientras se revuelcan por el bosque), y entonces acaba la película; de nuevo funciona el aserradero y el casino queda cerrado.

Es una hora y cuarto de película en el que la conducta fascistoide se incrementa de forma gradual, llena de chistes "ingeniososalochuacheneguer", y que puede tener un planteamiento curioso hasta el momento en el que el tío mata y no sólo pega.
Lo que realmente sorprende de esta película es que se supone que está basada en un hecho real, y yo me pregunto "¿hasta qué punto es fiel a la realidad?"; se ve que el tipo real se llama Buford Pusser, pero no sé nada más de la historia. Como curiosidad diré que esta es un remake de una peli hecha en el 73 y que tuvo dos secuelas (parece que fue más fiel a la histora real que esta, aunque el detalle del palo también está presente).







3 comentarios:

Vio dijo...

Me ha encantado esta crítica, porque no ha sido lo típico de coger una peli que acaba de ver todo el mundo y que está en boca de todos.. nooo, has cojido la película más mala que podías cojer y la has destripado (si es que tiene algo de tripas, porque hay que tener pocas para hacer una película así).

Eso sí, digna de los sábados de antena 3

PD: qué le pasa a ese tipo con la madera???

Oruga Azul dijo...

¿La más mala?¡Qué va! Mira un poco más atrás Van Damme's Inferno; esa si que es chunga. Y, próximamente, Tango y Cash; promete mucho.

Vio dijo...

ya ya, si después estuve leyendo las demás entradas (me quedaron unas pocas, que yo soy una chica aplicada)

Una muy mala de Van Damme es un telefilm de él con melenita (eso debería bastar) que por diversos traumas de la infancia se convierte en asesino en serie de madres que "regañan" a sus hijos (si eso es regañar.. todas las madres ya estarían muertas).
El caso es que tiene asesino en serie, poli que se va a retirar, la churri también, los pobres niños, y lo más importante.... UN CLON! (ahora los Van Damme vienen en pack de cinco).
Es entretenida, tiene tanta estupidez para criticar durante la película que luego no te quedan ganas ni de decir que la has visto.

Y qué es lo peor? que la he visto como dos o tres veces xD siempre me la ponen en los ALSA cuando me voy a Asturias u.ú es que no tienen más películas?? (esa y otra sobre unos estadounidense y mejicanos en la frontera.. apasionante..)

Bueno, espero ansiosa la próxima crítica!