AVISO IMPORTANTE

ESTE BLOG YA NO ESTÁ ACTIVO.

El autor tiene un nuevo blog en

http://fairandfoul.wordpress.com

17/4/09

Contra la crisis, patada en los cojones

Es famoso el jueguecito que consiste en sustituir la segunda parte de un refrán por "patada en los cojones"; por ejemplo, "Quien a buen árbol se arrima, patada en los cojones". Aún más, la combinacon "...entre los brazos...entre las piernas"; por ejemplo, "Quien a buen árbol se arrima entre los brazos, buena sombra le cobija entre las piernas". Pero bueno, basta de desvaríos que sólo sirven para explicar el tono burlón del título de esta entrada que va dirigida, mucho me temo, a plantear por escrito lo que el otro día discutía con Marcos en persona, es decir, la campaña del PCE/IU "Contra la crisis, III República".
Sinceramente, me parece un error estratégico gravísimo que IU no debería cometer en un momento que, precisamente por ser de crisis, debería aprovechar para recuperar el prestigio perdido. Y conste que digo esto siendo simpatizante del partido, abiertamente republicano y nieto de un miembro del maquis.
¿Por qué me parece inapropiado? Evidentemente, no por el fondo del planteamiento, con el que estoy de acuerdo, sino porque la estrategia politica que IU desarrolla implica que la III República podría surgir sólo de un pacto con otros partidos republicanos aunque ideológicamente variados. Hay que tener en cuenta que a un impresentable como Jiménez Losdemonios la monarquía no sólo no le importa una mierda sino que, como liberal, puede considerarla un atraso político.
La forma de gobierno, como tal, es políticamente aséptica y sólo representa, como mucho y en la comparación Monarquía/República, una cierta modernización en el planteamiento.
¿Qué sucedería si IU movilizase un apoyo importante con la reivindicación de la III República, creando la suficiente inestabilidad como para convertirse en un problema? Al PP y al PSOE les preocuparía bien poco decir: "Vale, toma tu República". Y entonces en vez de a Juancar podríamos tener a Aznar como Jefe del Estado y, lo que es más importante en este supuesto, la crisis se mantendría.
Es cierto que la idea de IU implica una República socialista de valores similares a los de la II República, pero un cambio en la forma de política del Estado, dentro del planteamiento actual de IU, surge de un proceso democrático al uso y no de un Golpe revolucionario. Evidentemente, si uno toma el poder por las armas, puede poner en marcha el programa que decida, pero de un "consenso político" con el PP y el PSOE no saldría una República socialista, sino una República como las Europeas (ejemplos paradigmáticos: Francia e Italia). Es cierto que el simple hecho de terminar con el anacronismo monárquico sería una fortuna, pero no es un planteamiento presentable de cara a la situación de crisis económica.
El obrero que tiene que votar a IU no piensa en un mundo idílico cuando le hablan de una III República guiada por el espíritu de Azaña. Por desgracia, el imaginario colectivo y el propio proceso histórico le hacen pensar en Guerra Civil y en Franco, y, para eso, mejor mantener a Juancar y votar al PSOE.
¿Cuál es, entonces la estrategia apropiada? Evidentemente, la consigna socialista/comunista no es mucho más efectiva (posiblemente lo sea menos), pero sí es su planteamiento el que debería expresarse. Si de mí dependiera, dedicaría todos los esfuerzos políticos (e intelectuales) a elaborar un buen programa fundamentado sobre el análisis económico de la situación. Los problemas son económicos y las soluciones han de moverse en ese mismo plano, abandonando (aunque sea temporalmente) la reivindicación del cambio formal del Estado; la advertencia, además, es clara: si la izquierda no toma la iniciativa, lo hará la extrema derecha, y posiblemente no nos convenga permitir a un adversario potencialmente tan peligroso la más mínima ventaja.

5 comentarios:

Corpi dijo...

En realidad importa poco quien lidere un movimiento por la república, lo importante es que se lleve a cabo.

rod dijo...

firmo debajo (quitando la parrafada de las patadas en los cojones)

Jose dijo...

Ayer Julio Anguita hizo una conferencia por la Tercera Republica aqui en Cordoba, y planteo esto que planteas, empezo diciendo que hoy en dia lo importante es la crisis, y que una Republica no es solo un cambio de Regimen, sino un cambio social y politico hacia unos valores eticos.

La Republica la debemos traer nosotros y no esperar a que nos la traigan, porque sino traeran la Republica que ellos quieren y entonces sera tarde para cambiar.

Anguita comparo esto con la Transicion, dijo que los demas paises hicieron sus revoluciones sociales, y fue el pueblo el que trajo la democracia y los regimenes de hoy en dia, como ocurrio en Francia. Aqui no fue asi, aqui la "democracia" nos la regalaron, no la trajimos nosotros, el pueblo.

Si esperamos una Republica como venga solo sera otra fachada bonita como la que tenemos ahora.

Un saludo

Jose dijo...

Evidentemente el pueblo y el PCE contribuyeron bastante en la Transicion para tener esta democracia, no queria decir que nos la regalaron los politicos asi como asi, sino hubiera sido por la gente que salio a la calle a luchar por ella hubieran echo lo que hubieran querido, sin embargo hicieron la politica que quisieron utilizando esa fachada, no se si me he explicado bien.

Oruga Azul dijo...

Perfectamente.

Normalmente se expone en términos de "ruptura" (las de Alemania e Italia) frente a "transición" (la de España), pero tampoco le daría al asunto más relevancia de la que tiene.
Italia fundamentalmente, aunque Merkel tampoco es precisamente una santa, es ejemplo paradigmático con Berlusconi de que mucha guerrilla y mucho PCI en los 70 pero ahora todo anda igual de mal (incluso peor) que aquí.
Quiero decir que, aunque desde luego es relevante el hecho de que aquí se cortaran de raíz los movimientos sociales emergentes y se creara una "partitocracia" que guisó la Transición y se la comió sola, la evolución política de las sociedades alemana (con sus particularidades), italiana y española ha sido más o menos similar desde la caída del muro hasta ahora.
Que la República tiene para la izquierda española un contenido fundamental y cojonudo, sí, pero en lo que quiero insistir es en que, en la situación actual y siguiendo los cauces "democráticos" que poseemos, lo que tendríamos sería un país de chichinabo donde Aznar sería Presidente de la República. Y, para eso, prefiero mantener a una panda de retrasados mentales producidos por cortesía de la endogamia y dedicarme a gritar que el capital se va a tomar por culo.

Si eso sucede, si somos capaces de articular en este país de chalados un movimiento político decente que ponga en jaque al Capital aprovechando esta limpieza de estómago que llamamos crisis, ya se cuidará Juancar de irse al exilio solito.