AVISO IMPORTANTE

ESTE BLOG YA NO ESTÁ ACTIVO.

El autor tiene un nuevo blog en

http://fairandfoul.wordpress.com

24/11/07

Turquía, el gran ejemplo

Por petición popular, no general pero sí acertada, dedico unas líneas al que, sin duda alguna, es el país más fascinante de los que he conocido (no son demasiados, todo hay que decirlo). Creo que su gran encanto reside en el hecho de que es el lugar en el que confluyen, chocan y se mezclan amistosamente dos culturas que, por interés más que como realidad ineludible, siempre se nos presentan como enfrentadas.
Turquía es el lugar idóneo para reconocer las similitudes y admirar la belleza de las diferencias, allí es donde mejor se puede aprender y enseñar, es una lengua del mar islámico que se introduce en Europa y, en vez de ahogar, como muchos pretenden decir, a sus habitantes, riega sus campos, fertiliza sus tierras y seca sus gargantas.

Dejo ya el liricismo, que tampoco me gusta ponerme sentimentaloide, para darle un poco de chicha al asunto. Desde un punto de vista político, gracias a Atatürk, el gran visionario, Turquía es un país laico y moderno (con problemas para asemejarse a Europa, pero todos solucionables). Quizás, y sólo quizás, uno de ellos no: el papel del ejército en la vida política, ya que es el encargado de velar por el laicismo.
Lo que me preocupa es lo siguiente: han pasado casi 70 años desde que Atatürk murió, y en las últimas elecciones turcas ha sido evidente el paulatino giro de la población hacia posturas menos laicas y más religiosas (cosa por otra parte entendible teniendo en cuenta el fuerte arraigo de la religión islámica). El problema es que los miembros del ejército no son inmortales que permanezcan en sus cargos desde los años 20 y 30 hasta el fin del mundo, sino que en algún momento se tiene que renovar por completo y, siguiendo la opinión del voto, cada vez será menos laico.
Quizás lo que evita esa situación (que, en mi opinión, ya debería estar dando señales de aparición y no lo hace) es el fuerte patriotismo turco que gira en torno a la figura de Mustafá Kemal; mientras se mantenga esa "adoración" hacia Atatürk y sus reformas, el ejército desempeñará el papel encomendado aunque personalmente cada soldado prefiriera un gobierno de religiosidad más evidente.

Analizado esto, se me ocurre pensar que quizás este sea el método para la modernización de todos aquellos países en los que el Islam es la religión más extendida y, por ser además la religión oficial del Estado, acarrea tantos conflictos nacionales e internacionales. ¿Cuál es la fórmula a aplicar entonces?, que surjan líderes reformistas con poder sobre el ejército que tengan la capacidad de "imponer" y "convencer" a las poblaciones de que el cambio es necesario. La dificultad sea quizás que muchos de esos países no tienen la vinculación con Europa que tiene Turquía y, por tanto, la aceptación de una propuesta así sea muy reducida o, incluso, inexistente.

6 comentarios:

Reno dijo...

Atatürk es con una sola 't', así que edita ¬_¬. xD.

El papel del ejército en la vida es poco más o menos el que había aquí en época de Franco, y en Turquía siempre ha sido muy respetado y apoyado hasta últimamente... cuando el ejército se opuso a la elección de Abdüllah Gül, salió gente a manifestarse en contra de la decisión del ejército.. en fin, lo cierto es que el tal Gül dijo que la ley occidental no funcionaba en Turquía que había que volver a la sharia... esto lo dijo hace mil años, pero los militares no se han olvidado de ello xD.

Creo que precisamente AKP por sentirse más inseguro en el poder por la presencia de este ejército tan poderoso, es precisamente el gobierno que más está haciendo a favor de entrar en la UE, cosa que supondría el fin de ese poder que tiene la cúpular militar en este país... En fin, ya veremos como van saliendo las cosas.

De todas maneras, la idea de "religiosidad", etc, no entran en lo que es la ideología del ejército. La ideología del ejército es la de Mustafá Kemal, no hay disidencia.

Por cierto, en otros países islámicos ya ha habido líderes salidos del ejército que han intentado modernizar el asunto y les ha salido mal. Bueno, realmente, hayan salido o no del ejército, todo intento de "modernizar" el mundo árabe parece ser en vano: véase Nasser ('imitador' de Atatürk).

En fin, un saludete y gracias por el post 8).

Oruga Azul dijo...

Ahora mismo lo corrijo, madre mía qué pirada de pinza...

Aunque haya ejemplos de fracaso, creo que nunca es tarde para que algo así pueda triunfar; todo depende de la situacion. Turquía salía de la IGM, y las consecuencias de la guerra hicieron posible o fueron la causa del cambio. No quiero decir que esté bien que haya una nueva guerra mundial que provoque una situación parecida, pero desde luego parece imprescindible que en un país haya una crisis para que los cambios de raíz funcionen.

Reno dijo...

Pero la voluntad de cambio en Turquía es anterior a a I Guerra Mundial, lo único que sólo cuajaron estos cambios al fin de ésta.

rod dijo...

No termino de estar de acuerdo con tu artículo, pero bueno... Turquía no me es de gran interés.

De todos modos, paso para avisar que en Diciembre ponen un ciclo de cine turco en el Doré.

Corpi dijo...

Interesante entrada. Sólo deseo que triunfe la cordura y que no mezclen la religión con la política porque el resultado de esa mezcla ya lo conocemos demasiado bien.

Vio dijo...

Pues yo voto que se actualice, jum!